Reseña | Mahoutsukai no Yome – Capítulos 19 y 20

avatar Jihye28/02/2018 4

El atraso fue mi culpa, en compensación esta reseña será más extensa y esperemos reflexiva. Así damos inicio a la reseña del capítulo diecinueve y veinte de Mahoutsukai no Yome. El tiempo de conocer más del destino de nuestros entrañables personajes ha llegado.

¡Advertencia! A partir de este momento habrá spoilers del capítulo

La dinámica de estas reseñas, es iniciar con un resumen del capítulo, seguido de un análisis y finalizar con una opinión personal. Sin más por el momento apréstate a continuar.

Capítulo diecinueve: Cualquier puerto en tormenta es bueno

Los experimentos de Cartafilo no se detienen y ahora han cobrado la vida de uno de los pequeños dragones. Mientras tanto Renfred se reúne con Adolf, un miembro de la universidad. Mientras conversan se ven interrumpidos por el familiar de Lindel que les trae las malas noticias. Por su parte Chise se encuentra viajando en sueños, llegando a Londres se encontraría con Cartafilo. Él no recuerda ni siquiera su propio nombre y actúa de manera incomprensible. Su forma de actuar despierta miedo y duda en Chise. Al despertar de su ensoñamiento descubre que hay invitados que traen noticias.

Tras escuchar a los miembros de la universidad Chise no puede evitar querer ayudar, aunque Elías no esté de acuerdo. Al final consigue convencerlo de ayudar y haciendo uso de sus conexiones pasadas consigue encontrar la ubicación de uno de los dragones. Todos juntos asisten a la subasta que se llevara a cabo y donde el principal atractivo es el dragón. Antes de pasar a la subasta Torry le propone a Chise que se una a la universidad pero ella declina la oferta. Por su parte Elías y Renfred tienen una plática acerca de imponer los deseos propios en otros.

La subasta toma inicio e inmediatamente las cantidades comienzan a aumentar. Chise es abordada por una persona desconocida quien le propone un trato, el cual acepta si eso ayuda a salvar al dragón. Casi a punto de terminar la subasta el dragón, que es invadido por los recuerdos dolorosos de su captura, se trasforma y enloquece. Chise puede escuchar la voz del dragón y comprende que está asustado y quiere volver a casa. Mientras Elías intenta calmar a Chise el dragón comienza a escupir fuego transformando la sala en un mar de fuego.

Lo que el episodio nos dejó

Un inicio duro y bastante crudo, a unos segundos de empezar ya estábamos ante una escena desgarradora. Ya antes habíamos podido saber que Cartafilo ha causado mucho sufrimiento con sus experimentos. Pero ser capaces de observar directamente ese momento, honestamente no estaba preparada para ello. Los primeros minutos de este episodio dejan un terrible sentimiento. Finalmente eso era lo que se quería trasmitir, pero resulta difícil asimilar una escena de esa naturaleza. Después de todo es inevitable pensar que esos dos dragones son como niños pequeños.

Algo que me resulto interesante a lo largo de este capítulo es el constante cambio de tensión. El inicio fue brutal, pero después tenemos una escena más tranquila y con un grado cómico. Inmediatamente después volvemos a la tensión, para que lo siguiente sea un nuevo descanso y de entrada a lo cómico. Al final tenemos una constante tensión, que su da un par de respiros. Quizá ya habíamos visto este juego de narrativa en otros episodios, pero lo que vuelve especial a este, es el grado de intención. Este capítulo tenía todo para convertirse en un drama, en cambio juega con la narración y permite mantener la atención en lo que vendrá después.

Lo que ayudo a este cambio de ambiente es la presentación de nuevos personajes. Eso, y la reincorporación de otros, Renfred y Alice, dieron la pauta para no encerrarnos en el drama. La situación es tensa pero se requiere de pequeños respiros en la trama para que esta avance. Se podría decir que la fluidez de la trama fue la correcta y en gran medida se debe a los tiempos. Si en vez de tomarse su tiempo y usar dos episodios para contar este acontecimiento, hubieran compactado todo en uno solo, es seguro asumir que no hubieran conseguido semejante resultado.

Las peticiones de Chise

Si hay alguien que ha tenido un progreso extremadamente significativo, esa seria Chise. Ella se ha trasformado en alguien que ha demostrado ser capaz de pensar en otros, aun si eso le ocasione dificultades. De forma progresiva se ha ido deshaciendo de su dependencia en otros. De a poco ha ido tomando las riendas de su vida. El apego que tiene hacia Elías, ya no roza en la dependencia, es más del tipo de apego ¿familiar? La relación entre ambos ha dado muchas vueltas y en este punto es seguro que ninguno tiene claro lo que busca del otro.

Lo que este capítulo demuestra es que Chise ha ganado más confianza en sí misma. Ahora es capaz de expresar más libremente sus deseos, los cuales siguen versando en otros y no en ella. Evidentemente esto no es algo malo, el problema recae en que de nueva cuenta Chise antepone a otros por sobre ella. Su magia es poderosa, pero también problemática y parece que no lo entiende o no lo quiere entender. Su deseo de querer ayudar a los dragones es muy noble, pero también la ciega a su condición. Eso hablando del desgaste que su magia le provoca, después tenemos los tratos que hace. Prefiere no consultar con nadie y hacer el trato por su misma, y no una sino dos veces. La primera con lo del dinero de la subasta y la segunda con la mujer que la aborda durante la subasta.

Trazar nuestro propio camino

Después de olvidarnos de la existencia de la universidad, esta vuelve a hacer su aparición. Todo parece indicar que aquellos que forman parte de esta institución están bien informados respecto a Chise. Para representar a esta institución se nos presentó a dos nuevos personajes, Adolf del cual ya habíamos escuchado y Torry. Ambos son de personalidades muy diferentes, lo que le regala dinamismo a la interacción. Su entrada se dio en exclusiva para tratar el tema del rescate de los dragones. Sin embargo Torry no perdió oportunidad para invitar a Chise a la universidad.

Invitación que fue rechazada inmediatamente, para alegría de Elías. Esta escena nos regala uno de los momentos más intensos cortesía de Elías y Renfred. La incompatibilidad de opiniones se ve claramente reflejada en esta pequeña discusión. Para Renfred es evidente que Elías trata de hacer a Chise a su modo, más claramente, que no le permite elegir por sí misma. Elías por su parte no lo ve de esta manera, básicamente porque está convencido que así es como debe de ser. Para demostrar su punto le hace ver que no existe mucha diferencia entre lo que él hace y lo que la universidad hace. Poniéndolo sencillo, ambos trazan un camino que se debe seguir y te lo dejan como una única opción.

Los caminos que elegimos no siempre son por una elección a conciencia, en su mayoría son caminos que otros han trazado para nosotros. Al final lo que de verdad importa es la importancia que nosotros mismos le otorguemos. Seguir un camino trazado o elegir uno por ti mismo, cualquiera que sea la opción el éxito solo dependerá del propio esfuerzo.

Quiero volver a casa…

La escena de la subasta, es un nuevo subidón de tensión, cuando creías que las cosas iban bien encuentran la forma de desmentirte. En general toda la situación se pinta para ser extremadamente inhumana. Estamos ante un grupo de gente con más dinero que humanidad. Ante la presencia de una criatura extraña, su emoción sube y comienzan a ofrecer cantidades ridículas con tal de tomar posesión de esta rara pieza para su colección. No les importa el padecimiento de este pobre ser, lo único en sus vacías mentes es poseerlo. En este punto no es de extrañar la indignación de Chise ante tal comportamiento.

Pero dejando de lado esto, lo que logra conmover es el sentir del pequeño dragón. Un pequeño que fue arrancado de su hogar, sufrió de una tortura psicológica terrible y además está preso y expuesto. Esta es la fórmula obvia para que cualquiera enloquezca. Lo lógico a pensar es que es un pequeño que esta aterrado y cuyo único deseo es el de volver a su hogar. Aquel lugar donde siempre se sintió seguro, un lugar que se le antoja para muy lejano. Estos sentimientos son escuchados por Chise, sus lágrimas son de dolor sincero. El miedo está ahí y desea un refugio, en este caso su hogar, estos sentimientos no pueden más que abrumar a Chise. Ella los siente intensamente y en consecuencia llora, un llanto que el propio dragón lleva en su corazón. Es menester de Chise aliviar ese dolor, pero eso no lo dejan para otro episodio.

Capítulo veinte: No se puede hacer un omelet sin romper unos huevos

Con las cosas como están solo queda actuar, Elías instruye a Chise acerca de lo que deberá hacer. Usando una gran fuerza, el dragón consigue salir fuera del recinto de la subasta, llevándose a Elías y Chise con él. Con un ataque de fuego Elías queda fuera del juego, Chise que continua sobre el dragón toma una decisión. Aun a costa de su integridad, se decide a absorber la magia del dragón y finalmente caen en un río. Ruth ayuda a sacarlos del río y los lleva junto a Elías, Chise está agotada e inconsciente.

Cuando por fin despierta, Chise se encuentra reposando en cama y vigilada por Shannon. Posteriormente llegarían Elías y Angelica para verla, esta ultima la regañaría por actuar por su cuenta. Al momento de las explicaciones Lindel se convierte en el portavoz de las malas noticias. Chise ahora esta maldita, su brazo esta trasfigurado y tiene una clara condena de muerte. Ella les pide a todos que no se preocupen pues desde siempre ya había estado maldita, y una maldición mas no haría diferencia. Elías se molesta por la actitud de Chise y comienza a evitarla.

Cansada del encierro decide dar una vuelta, Elías también está allí. Tras su periodo de silencio, ambos expresan su sentir, ninguno tiene deseos de separarse del otro. Al volver a casa Mariel los espera, ella es una bruja y al notar la maldición le propone a Chise unirse a su aquelarre. Más tarde también recibirían la visita de Stella que fue a entregar una invitación, al ver que Chise no se sentía bien se retira. La condición de Chise ya no puede ser obviada y por ello Elías accede a que vayan al aquelarre. La última escena es la invitación a un futuro encuentro entre Chise y Cartafilo.

Lo que el episodio nos dejó

Este capítulo se trata de una continuación directa del anterior. Su función es clara: dar una conclusión y abrir el telón de algo más. Función que, por cierto, cumple de manera prodigiosa, nos regala una solución y nos enfrenta a una continuación. Es decir que este episodio supo cómo enganchar y no soltar. Las cosas comienzan a tomar su rumbo, cosa de esperar porque, aunque nos duela, de apoco nos acercamos al final. Llegado a esto es necesario decirlo, existen muchas formas de arruinar el final y pocas de hacerlo bien ¿hacia dónde inclinan sus apuestas? En este punto yo doy mi voto de fe para un final convincente y  que se antoje para bueno.

En fin aún es pronto para esta discusión, volviendo a este episodio les decía que al cumplir su función nos permite adentrarnos a la historia. Este es un episodio que se tiño de diferentes sentimientos, nuevamente regresamos a la cuestión de la condición de Chise. Esta chiquilla tiene un talento natural para acortar su vida, no solo por ser una Sleigh Beggy. Las cosas se complican porque sus acciones han acarreado las peores consecuencias para su salud. Como es obvio las personas a su alrededor están profundamente preocupadas por ella, pero parece no darse por entendida. En esto cae en el cliché del shōjo, está bien que ella se preocupe por otros pero no esta tan bien cuando son los otros quienes se preocupan por ella.

Autosacrificio…

No hay mejor definición para lo que hace Chise que está sola palabra, autosacrificio. Ya no estamos ante un comportamiento que pueda ser descrito simplemente como egoísmo. Existe de fondo una patología más compleja que la simple satisfacción de un deseo. Su mente y corazón han llegado a un condicionamiento en el cual está convencida de que el autosacrificio es su único camino. Pero no lo tomemos tan lejos, si bien es cierto que es algo inherente a su pensamiento, también es cierto que no lo hace a conciencia. Debido a que sus acciones no contienen maldad, estas se encausan a un mal hacia sí misma.

Este nivel de acción de herirse a sí misma le ha pasado una factura muy alta en este episodio. Pese a que me encantaría defender el actuar de Chise, no tengo forma de hacerlo. De todas las soluciones que este problema podía tener, ella misma eligió provocarse un mal con tal de no herir a los demás. Es tal como lo dijo Elías, ella misma no siente que tenga el derecho de permanecer junto al resto y por ello toma todo sobre sí misma. Hasta ahora el crecimiento emocional de Chise ha sido constante y ha avanzado mucho. Sin embargo hay heridas pasadas que no son tan sencillas de superar.

La pregunta que me deja toda esta situación es ¿existe realmente algo parecido al derecho de permanecer junto a quienes amamos? ¿Es necesario sacrificarnos o a otros para tener ese derecho? Me gusta pensar que tal cosa no existe y tampoco es necesaria. Permanecer junto a otros no es cuestión de derecho, sino de elección. Una elección que depende de ti mismo y de la otra persona, no es ningún derecho es una aceptación del otro.

Una forma de seguir adelante

Las líneas de afecto cada vez son menos claras y aun con eso, lo que es evidente es que tanto Chise como Elías comparten un solo deseo, permanecer juntos. Queda como evidente que ambos se tienen un aprecio muy especial, pero aun ahora, siguen sin poder darle un nombre a ese afecto. Es un cariño diferente y más complejo que algo romántico, lo que existe entre ellos es un vínculo muy diferente. Tampoco se puede describir como algo completamente familiar, pues tiene un trasfondo esencialmente diferente. Pero lejos de romperse la cabeza pensando en ello, lo mejor es concentrarse en lo inmediato y más evidente.

Tanto Chise como Elías cargan con un pasado lleno de heridas, ambos han servido como el bálsamo curativo del otro. Esto ha desencadenado en una dependencia en ambos, pero no es una dependencia del todo mala. Al menos por ahora es así, y esto es porque Chise tiene deseos de crecimiento. Y a pesar de que Elías ha demostrado ser posesivo respecto a Chise, tampoco es que le impida ser más independiente. Al final siempre termina lamentando sus acciones, ya que Chise no es consciente de sí misma, pero continua apoyándola.

Chise quien siente que toda su vida ha tenido que cargar con dos maldiciones no se siente especialmente intimidada sobre una más. Pero claro que todo esto es en la superficie, la realidad es que tiene miedo, después de tanto dolor al fin ha aprendido a querer vivir, sin embargo su vida se acorta cada vez más. Esta demás aclararlo pero la segunda maldición a la que Chise hace referencia es una obvia referencia al desprecio por su vida que manifestó su propia madre. Desprecio que es el principal desencadenante de su carácter tan autodestructivo.

¿Quién es Cartafilo?

Este misterioso personaje ha acabado por volverse un dolor de cabeza. Y no lo digo precisamente por las maldades que ya le hemos visto hacer. No, lo que en realidad lo ha vuelto un dolor de cabeza es, su propósito. La razón de ellos es sencilla, no vemos claro el propósito de sus acciones. Sumado a esto tenemos la impresionante revelación del capítulo anterior. Ese momento de encuentro entre él y Chise lejos de despejar dudas ha creado una interrogante más grande. ¿Quién demonios es Cartafilo?

La escena habla por sí misma, y lo único que sacamos en claro es que Joseph no es otra cosa que una marioneta. Las palabras y la figura de Joseph cuando hablo con Chise nos dejó con esa impresión. Cartafilo se antoja para ser el villano en las sombras, un ente misterioso y maldito que usa a Joseph con fines desconocidos aun. Esto obviamente hablando de lo que pudimos observar y captar el episodio anterior. Este episodio no abre más esa posibilidad y solo vemos al mismo Joseph de siempre.

Los planes ya están en marcha y la bruja los confirmo. Ese momento en que se topa con Stella y la compadece, es básicamente la confirmación de lo que todos sabemos. Stella será una pieza para completar los planes de Cartafilo y su participación está garantizada desde que se enterara de la condición de Chise. Me aventuro a asumir que deseando hacer algo por su amiga, acabara cayendo en manos del enemigo. Acerca de Cartafilo, es curioso que este sea la otra cara de la moneda con Chise. Mientras uno tiene la maldición de morir, la otra carga con una maldición de una pronta muerte. En este punto parece que ambos anhelan la maldición del otro, aunque no en la misma medida.

Comentario final

En fin vayamos dando un cierre a esta kilométrica reseña. Reiterando una disculpa por el atraso y tener que juntar ambos episodios. Lo que por cierto no fue tan malo pues me dio un panorama más amplio de la situación y me permitió una reflexión más profunda. Pero dejando esto de lado, demos cierre a esto recordando que el siguiente episodio será especialmente interesante. Después de tanta charla de magos y hechiceros, ahora hacen su aparición las brujas. Pensando en la fidelidad de esta historia con las leyendas celtas, me imagino que la imagen de las brujas se apegara a la paganía. Estoy especialmente interesada en el aquelarre y como lo retrataran.

Finalmente demos la mención especial a las dos escenas que se destacan en estos episodios. Para el primero me atrevo a escoger la escena donde el dragón trasformado. Arremete contra todos y Chise no puede dejar de llorar pues se conecta a sus sentimientos. Esta es una escena especialmente sensible y es retratada de una manera muy conmovedora. Para el siguiente episodio me quedo con la última escena de Chise y Elías en el baño. La razón es sencilla, es una escena de revelación y determinación. La resolución de Elías de querer seguir con Chise aquí toma forma al acceder a asistir al aquelarre de brujas. Y la revelación queda a manos de Stella que ha conseguido enterarse de la condición de Chise. La escena es deliciosa en tanto a los sentimientos que retrata y eso la vuelve especial.

En fin por esta ocasión aquí parare. Mientras tanto no olvides dejar tus comentarios y decirme ¿Qué ta han parecido los capítulos? ¿En tu opinión hacia donde se dirige la trama? Deja tus comentarios y nos estaremos leyendo, hasta la próxima.

avatar

Jihye

Donde hay mucho misterio, cosas raras encontrarás... Y si los reyes se casan, los diablos al paraíso van... Dentro de la azotea hay sirenas que se lavan los pies... En el armario una hechicera, ¡Y un vampiro bajo el tapiz! Ven a ver... No hay que repetir... Conocer.... No hay que repetir... Si tu vas, ¡no podrás partir!

Más Noticias De Reseñas y Reviews

Reseña | Bokutachi wa Benkyou ga Dekinai – Capítulo 8

29/05/2019 3 Comentarios Zyk

Bokutachi wa Benkyou ga Dekinai – Capítulo 8: Los esfuerzos de un genio a veces juegan con la X Yuiga tiene un nuevo celular, gracias a que su madre lo ganó en una lotería, así que no solo es de él, lo comparte toda la familia. Pero, Yuiga no sabe como usarlo. Uruka intenta enseñarle. … Saber más

Reseña | Satsuriku no Tenshi – Capítulo 1

09/07/2018 9 Comentarios Zyk

A continuación, hablaré sobre lo ocurrido en Satsuriku no Tenshi – Capítulo 1. Se les recuerda a todos los lectores que estos artículos ¡contienen SPOILERS! Aquí puedes encontrar la última noticia referente a este anime. Satsuriku no Tenshi es un anime con géneros principales como terror, psicológico y suspenso. Por lo cual intentará crear miedo … Saber más

Reseña | Blend S – Capítulo 8

28/11/2017 4 Comentarios Youngclau

Antes de seguir la lectura, recuerda que esta reseña contiene spoilers del capítulo. Es recomendado que primero veas el episodio nuevo de Blend S, el cual puedes ir desde aquí. Si quieres leer las otras reseñas, con solo dar click en este enlace podrás hacerlo y sabrás lo que puedes haberte perdido. Capítulo 8 Una … Saber más

Reseña | Ousama Game – Capítulo 7

22/11/2017 4 Comentarios Jihye

Volvemos a las reseñas semanales así que llego el turno del episodio siete de Ousama Game. Si por alguna situación aún no has visto el episodio solo da click aquí para ir a verlo. ¡Advertencia! A partir de este momento habrá spoilers del capítulo La dinámica de estas reseñas, es iniciar con un resumen del … Saber más

Comentarios 4
Nivel: 1
San